Cientos de personas se reunieron el pasado 8 de diciembre en el monumento Memorial, situado en el Central Park, para recordar a John Lennon, asesinado hace 29 años. Cada año, los fanáticos llevan flores y velas. Suelen dejar pertenencias con valor sentimental alrededor del mosaico que tiene la inscripción Imagine, en Strawberry fields, área que tiene ese nombre en honor a una de las canciones más conocidas de Los Beatles.


Mark David Chapman ,que en ese entonces tenía 25 años, fue quien acabó con la vida de Lennon. Le disparó 5 veces, 4 de las cuales dieron en el blanco. Irónicamente, el mismo día de su muerte, el ex Beatle había firmado un autógrafo para Mark. Antes, Lennon solía ser su ídolo. Durante su infancia escuhaba sus discos una y otra vez, sin cansarse.


La infancia de Chapman fue turbulenta: su padre golpeaba a su madre, nunca recibió el afecto de sus progenitores y en la escuela era un rechazado. En algunas declaraciones admitió que "imaginaba" que en las paredes de su habitación existían personas pequeñas que lo alababan como a su rey. Cada vez que una de estas personas lo hacía enojar, la mataba. "Pero la gente me perdonaba por eso, todo regresaba a la normalidad". En ocaciones, también tuvo la intención de matar a su padre.


A diferencia de lo que Mark dice, un conocido de su familia dijo que parecía una familia normal y que Chapman era un niño equilibrado. Fue líder de los niños exploradores y su IQ era de 121, cifra mayor que la normal. Incluso la madre, Diane Chapman, defendió a su esposo. Aunque admitió que la había golpeado algunas veces, "nunca le hizo daño a Mark".


Cuando Chapaman cumplió 16 años se convirtió totalmente al cristianismo, volvió a nacer dentro de esa religión. Incluso se unió a la YMCA (Young Men's Christian association) y se convirtió en líder de un campamento religioso. Su odio contra John Lennon, supuestamente, empezó cuando el artista dijo: "Nosotros [Los Beatles] somos más populares que Jesucristo". Desde entonces, Mark cambió la letra de la canción Imagine a: "Imaginen que John Lennon está muerto".


La vida se Mark cambió drásticamente en los años siguientes. Intentó suicidarse y estuvo internado en un hospital psiquiátrico. Las personas pequeñas regresaron. Planeó minuciosamente cada paso que iba a dar en contra de John. Poco a poco creció una envidia malsana en contra del cantante, le enojaba que predique amor y paz y que tenga tantos millones.


Después del asesinato, Chapman no hizo ningún intento por declarase un enfermo mental. Frente a los cargos presentados, se declaró culpable. Actualmente, cumple con su condena en la Correccional de Attica. Le fueron denegadas varias veces sus peticiones de libertad condicional debido a la "naturaleza inusual de su delito". En varias declaraciones ha reconocido que se arrepiente de lo que hizo.


video

0 comentarios:

Publicar un comentario

A estos no tuvimos tiempo de incluirlos

A estos no tuvimos tiempo de incluirlos
Pero son igual de notorios